Que suene la música!

Hoy: Poets of the Fall - Everything Fades
*Ains*

lunes, octubre 31, 2011

Hijos de... y su... madre

No falla... ¿se acuerda alguien de que un Halloween comenté que nos tiraron huevos a la puerta?

Otra vez...

Una pandilla de hijosdesureputísimamadresifilítica de otro barrio se han paseado por el mio y nos han arrojado huevos a las ventanas a toda la calle. En nuestro caso, estaba la persiana abierta, pero afortunadamente la ventana no, aún así no veáis como ha quedado el espacio entre persiana y ventana, donde teníamos además plantitas artificiales decorando... Mi padre hasta salió corriendo tras ellos y los persiguió por tres calles; suerte que le dio un tirón en el gemelo y tuvo que volver, y decimos gracias porque al igual que mi madre, asegura que si los llega a coger, le revienta la cabeza a alguno. No han sido los únicos, la aquí presente también se ha cagado en todo el árbol genealógico de esta pandilla de mamonazos y también ha hecho juramento de 'caza de hijosdezorras'; suerte tuvieron de que estuviera yo arriba oyendo música y para cuando me enteré mi padre cogía el coche y se iba con mi madre a buscarlos, porque si salgo yo corriendo detrás ya me puedo hasta romper un tobillo o acabárseme el fuelle y terminar echando el bofe que sigo corriendo; POR MIS MUELAS QUE SIGO CORRIENDO y no paro hasta que pesque a uno aunque sea. Jurado que como los pillemos, es que el asunto va a dejar a Freddy Kruger como para ir al psicólogo.

Casi UNA JODIDA HORA nos hemos pasado mi señora madre y yo encaramadas a un banquito para limpiar la ventana, nos tuvimos que turnar al ser yo más alta y poder alcanzar zonas complicadas, en lo que ella limpiaba por fuera. Encima con el frío que hace, mi madre con otitis e incubando gripe y yo con faringitis e incubando catarro; si de esta escapamos sin terminar yendo al médico a que nos recete paracetamierdas -saben a mierda, no me lo van a negar...-, podemos aplaudir. De veras, lástima que a esa pandilla no los cogiera un coche en su huída, oigan... y ya pueden dar gracias a que no los cogieramos, porque mientras limpiabamos mi madre juró que si los agarra ella, los pone a limpiar la ventana con la lengua. Y la conozco, señores; ella cumple con lo que amenaza.

Jodernos así un día tranquilo de Samhain como estábamos teniendo... no tenemos nada mejor que hacer en casa que pasarnos el rato diciendo palabrotas, maldiciendo a la panda cabritos esos -que serían adecuados para un sacrificio sacrílego al estilo de las antiguas tradiciones- y limpiando la ventana; nos hemos gastado más de medio bote de limpiador, puñetas ya, y el olor a huevo crudo se nos va a quedar por semanas en la ventana.

El año que viene colgamos un cartel que ponga "Al próximo que llame al timbre pidiendo caramelos, le vamos a dar de palos como si fuera una piñata" -encima que hemos tenido que aguantar el 'tirun' del timbre y sus jodidos comentarios despectivos hacia nosotros por no querer participar...-; y vista la costumbre de esos cabrones de venir al barrio tooodos los años a hacernos la huevada, nos vamos a tener que apostar en las esquinas con escopetas.

Coño ya; no sé qué me jode más: si la putada en sí o que jeringuen la tradición original+la inventada, que sólo consistia en pedir caramelos y en caso de que no, dar un susto. El huevo se los incrustaba yo con cáscara y todo por la garganta; después de hervirlo, por supuesto...

7 comentarios:

Deka Black dijo...

¿Te cito una ristra de juramentos ome limito a ciscarme en sus muertos más frescos?

Mira que yo no soy mucho de celebrar fechas señaladas. pero esta podria celebrarla toirando huevois... los suyos despues de arrancarselos de cuajo, claro esta. Al cubo de la basura. Y despues a ellos.

†MuTяĆ dijo...

Ya te he dicho lo que opino. Así que no me repetiré. Sí te digo que estoy de acuerdo con Deka Black aquí presente y que si hace falta hasta una maldición se les hecha, yo me encargo de eso. Pero lo que más me gustaría es darles tal susto que les produza un trauma tan grave que derive en agorafobia y no salgan de sus casas más en su vida.

Pero lo que de verdad espero es que tu madre y tú no empeoréis de salud, que es lo realmente importante.

Besotes cariño. :********

Llovizna dijo...

Lol, convirtiendo algo que podría ser divertido en salvajada... prfs, porqué no piden caramelos, hacen una fiesta en su casa, o se disfrazan?

Los ................ siempre buscando excusas para joder..

SemielfaMish dijo...

Buf, a mis vecinos les han hecho lo mismo. En casa nos hemos salvado porque daba la casualidad que quedaban galletas caseras y mi madre les dio para que pararan de tocar al timbre.... Con lo bonito que es celebrar la castañada en plan familiar y va y tienen que adoptar costumbres ajenas, y encima la parte mala de ellas. Y lo peor es que los padres no andaban muy lejos...

Anael MarsW dijo...

Otra vez??? Qué cabrones!! Bueno, apra el año que viene ya saben, todos atentos a la puerta para que desde que escuchen un chof, salen todos con armas contundentes y a deshuevarlos a ellos!

Y jo, espero que te mejores, que ya nos eprdimos Samhaim como para perdernos tu cumple T_T

Zanthia Khalá dijo...

Deka, ni falta; mi madre y yo ya soltamos bastantes como para sonrojar a los orcos

Joa, gracias guapa; tu tranqui que tarde o temprano los cazamos y se van a cagar

Llovizna; no, si los críos hacen fiesta en el colegio. Pero estos de los huevos son una pandilla de gandulones-cabrones que se la están buscando

Mish, que les des o no caramelos les da igual, estos son un grupo que solo llevan huevos y ganas de joder al personal

Mars, te digo, tía; y mira que dos horas antes le dije a mi madre "porfa... te prometo fregar los platos un año entero si me dejas salir a cagarme a uno solo..."
Mejorar, estoy en ello; accedí a que mi padre me pinchara (MILAGROO) y en un solo día la faringitis al carajo y se aceleró el proceso del catarro, ya estoy expulsando todos los moquillos ^^ en seguida estaré como nueva

Noe_Izumi dijo...

Aqui para muchos Halloween no es por imitar lo anglosajon, es para JODER, una excusa para hacer gamberradas.
Gracias a Dios que este año no llamaron a mi casa... Nunca me han hecho eso, pero intenciones no les faltan: a la guagua le tiraron dos veces esa misma noche cuando volvía de un centro comercial.