Que suene la música!

Hoy: Poets of the Fall - Everything Fades
*Ains*

martes, septiembre 27, 2011

Veterinarian Time

Ayer fui al veterinario, es que me faltaba la antirrábica -jeje, siempre hago el mismo chiste malo, puaf-, aunque al final deberían habérmela inyectado a mi, porque terminé con un señor cabreo que me faltó echar espuma por la boca.

Acababa de volver de las palmas tras unos días allí con Marsie y me tocó llevar a mi a Mati para que le pusieran su última vacuna y el chip, antes de que decidan si le operan lo del ojo o no. Lo llevé por la tarde y llegué primerísima que nadie, así que entramos y la chica me pide la cartilla del perro, resultando que me la dejé en casa. Nada, ella se lo queda allí un momento y yo salgo corriendo que me las pelo de vuelta a casa, menos mal que no me queda muy lejos.

Os garantizo por cierto que la cara que pone la gente por la calle cuando te ven pasar corriendo y vas vestida con una falda por las rodillas, una camisita con un lacito en el pecho y zapatillas monas, es para hacerles foto, ¿qué pasa gente, ustedes no se han visto alguna vez 'bien' vestidas y corriendo como si tuvieran el culo en llamas y buscasen un balde lleno? pues no saben lo que se pierden.

Llego echando el bofe, agarro la cartilla y en lo que llego, ya hay en la consulta unos señores con un enorme collie que ya han entrado, y están esperando una señora con una cachorrita de chihuahua-pomerania y otra con una cachorrita de bull terrier, las cuales se ponen a jugar ahí en medio. Me toca jeringarme y esperar, así que me siento y me abanico con la cartilla de Mati, entonces empieza la tortura.

La hija de la dueña de la bull terrier, tendría así como ocho años, así a ojo, y no solo es que fuera vestida... ejem... vamos, se puede decir que NO HACE TANTO CALOR como para que fuera vestida de *tjótjó*puti*atjóatjó*; hasta que ves a la madre y entiendes por qué... claro... psé, por mi allá ella, lo que me reventó fue que por petición de su hija, no solo le dio el movil, sino que encima le puso mierdatton a pleno volumen para que la jodía se pusiera a bailar allí en medio. Me aguanto las quejas y pienso 'por una o dos canciones hasta que me toque... puedo soportarlo...'

...

morcilla con manzanilla, señores

Encima de estar pasando un calor de espanto, porque en esa consulta está cerradísimo y no hay ná de ventilación, tener que estar esperando mucho más de media hora allí sentada como una gilipipas y soportando a aquella criaja vestida como si tuviera 10 años más y no se hubiera dejado de poner la ropa talla infantil, y con la madre poniéndole cada vez más y más canciones de esa porquería; abanicarme ya no me quitaba nada de calor, porque estaba frita en mayúsculas. Ya llevaba soportando como más de diez canciones, cuando perdí la cuenta y también la paciencia y para contrarrestarlo y además dejar clara mi absoluta incomodidad, agarré mi movil, le puse el máximo volumen posible y le enchufé en el reproductor el tono que tengo para cuando me llaman: una canción de Carloz Nuñez -la única que logramos ponerle con el joio blutuz, que aún no sé como se usa, llamadme inutil si queréis, pero yo el movil solo lo quiero para llamar, no para fardar-.

Al escuchar repentinamente a todo trapo la gaita, la flauta y demás instrumentos similares con las que el mencionado músico suele hacer gala y maravillas en sus discos, los padres de la cría le terminan pidiendo a su retoña que deje de pedir música y de bailar, que tienen la impresión de que 'esa señorita quiere llamar por teléfono'. Supongo que el tener puesta mi mejor cara de cabreo/voyavomitar también les dio una pista de mis intenciones asesinas con respecto a su móvil si se les ocurría deleitar mis conductos auditivos con una sola canción más de las que tenían en el repertorio. Se ve que no tengo bastante con el hecho de que las dos muelas del juicio del lado derecho hayan tenido la ocurrencia de hinchárseme al mismo tiempo y que me estén tirando al oído; lo menos que me hacía falta era que encima me tocasen la napia con esa porquería a la que osan llamar 'música', chacho...

Cuando -al fin- sale la mujer con el collie, la veterinaria pregunta a quién le toca y yo levanto el dedo, porque evidentemente llegué antes que nadie, pero ya que cuando volví el collie ya estaba dentro, me tocó fastidiarme.

...

un jamón con té, colegas

La tía va y me dice literalmente "No, tu tienes que esperar, que llegaste la última". Con cara perpleja le comento "oye, mi perrito..." Señalando hacia dentro del despacho, ya que Mati está allí metido en las jaulas, esperando que su señora dueña se digne irlo a buscar o a rescatar según se mire, y aún me suelta "Ahora me lo traes, no te preocupes". Me quedo pensando si es que es olvidadiza o solo tontalbote; y teniendo en cuenta que cometió un par de errores cuando le llevé a Odie, me quedo con lo segundo. Oootra vez esperando como una tonta y con una cara de mala leche que era capaz de hacer que Jason Voorhees se cagara encima, cuando a los cinco minutos vuelve a salir la chica con el chihuahua y su dueña en las manos y me empieza a pedir disculpas porque se olvidó de que yo había llegado MUCHO antes. Hombre, tía, ya era hora...

Según entro me suena el móvil, es mi madre, que me pregunta si ya estoy terminando. Normal; teniendo en cuenta que al final he pasado más de hora y media ahí esperando, le contesto con un suave tono

"NO, ME ATIENDEN A-HO-RA..."

Así, con la suficiente suavidad para que sólo se despierte la mitad de Australia, mientras miro hacia el pasillo por el que se ha ido la veterinaria, y por donde ha resonado mi respuesta para mi madre, que me dice que vale y que llame si pasa algo más.

Al fin le ponen el chip y la antirrábica al perro, tras tener que luchar con él sólo para ponerle el bozal, porque me lo conozco y si ya me mordió ambos brazos cuando lo fuimos a pelar, allá como hace dos meses lo menos, no dudaba que fuera a repetirlo si sentía la inyección con el chip. Sujetarlo fue la señora pesadilla, para ambas inyecciones, tras retirar el bozal y pesarlo -5'900 dio el tío, y porque no se estaba quieto, yo estoy segura que pesa más de 6 kilos- , me largué al fin a casa, donde tras contárselo a mi madre, me aplaudió por la maniobra del móvil.

¿Qué aprendemos de esto?
La aventura no está en la esquina, amig@s mí@s; está en el veterinario.

Manda eggs...

7 comentarios:

Deka Black dijo...

madre mia... Lo del gasolinetton allí es una plaga, con perdon. Aqui es que no oigo na-da. Pero nada. Claro, que aqui en la radio te frien a lolailadas.

Me uno a las felicitaciones por la tecnica del movil. y me la apunto por si me veo en las mismas o parecidas algun dia.

no, en serio ahora: ¿Que carajo le ocurre a algunas personas?

†MuTяĆ dijo...

La verdad es que ya le vale a la INEPTA de la veterinaria. La próxima te llevas una foto de carné y se la dejas allí con un post-it que diga: "Tengo preferencia, llegué primero pero me tuve que marchar un momento." Como esas libretitas para las rutinas de los niños autistas. Igual así el poco cerebro que pueda tener la tipa le va mejor.

Respecto a lo de la niñita... Lo dicho: La culpa siempre ha sido, es y será de los padres, que cada vez les dejan hacer lo que les da la gana antes. Lamentable, nauseabundo y totalmente reprobable. Encima reggeatón... Te aseguro que lo primero que mis hijos escuchen cuando nazcan (el día que tenga hijos, claro) será Mozart, Beethoven y Tchaikovsky. Y luego ya entre su padre y yo (y claro está, su tita Tails ;)), les iremos culturizando poco a poco en buena música como Nox Arcana, Enya, Nine Inch Nails, etc...

Siempre se aprende algo de cada aventura, pase donde pase, en este caso en el veterinario.

¡Besotes amazona aventurera de la selva de asfalto y cristal! ;) :*****************

SemielfaMish dijo...

Bueno, piensa que sobreviviste a la experiencia XD La verdad es que ya hace unos años que existe esa mala costumbre de poner la música de los móviles a tono volumen en lugares públicos, y a veces es muy molesto :S Demasiada poca consideración hay para con los demás...

Zanthia Khalá dijo...

Deka, qué me vas a contar... te los encuentras en todos lados ya; y yo sin balas en la recortada y sin batería en la espada (ein?)

Joa, di que sí, chiquilla; la de cultura que se está perdiendo. Donde esté la canción de cuna de Brahms...

Mish, pues que den gracias a que solo tenía una canción de Carlos Nuñez; llego a poder meter todas las que quiero y me gustan y les pongo a todo trapo la más bestia que tenga de Rammstein, verás tú

Manu "Strawdog" dijo...

Jojojo me ha encantado la maniobra de contraataque con el móvil :D

Por aquí también abunda esa moda desde hace tiempo. Me jode especialmente en el autobús.

Anael MarsW dijo...

Hija mía de mi vida, menuda aventura! Entre la mala música y la actitud... mira, que oigan lo que quiera, allá ellos con su cerebro (o falta de él) pero que encima permitan que la cría moleste... puf, si no se es persona, aún peor será ser padre... Pero mira, al menos ya saliste de allí ;)

Zanthia Khalá dijo...

Manu hijo, o contraatacas o pierdes la batalla XP y yo mis neuronas las quiero intactas, gracias

Mars, ya te digo, lo peor es que la están criando así @_@ eeen finx, al menos salí con la cordura intacta XD